Relación entre diabetes y salud bucodental

on noviembre 14, 2016 Centro Dental Pedralbes, Clinica dental Barcelona, News with 0 comments

Cada 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes. La diabetes es una enfermedad crónica por la que el organismo no produce la cantidad suficiente de insulina, o bien no la usa con eficacia. Esto depende del tipo de diabetes. Diversos estudios han demostrado que la diabetes puede afectar la salud bucodental. Concretamente, se relaciona la diabetes con las enfermedades periodontales.

Existen diferentes tipos de diabetes. La diabetes tipo 1 consiste en que el organismo no produce insulina, aunque es la menos habitual. La diabetes de tipo 2 es la más común. Consiste en que el cuerpo produce una cantidad insuficiente de insulina. Además también existe la diabetes gestacional. Suele aparecer durante el embarazo y desaparece tras dar a luz.

Las principales enfermedades periodontales son la gingivitis y la periodontitis. La gingivitis consiste en una inflamación de las encías, que conlleva su sangrado, aunque es reversible. No obstante, una gingivitis no detectada o sin tratar puede pasar a ser periodontitis. La periodontitis también es conocida como piorrea y conlleva la movilidad de las piezas dentales, además de otros síntomas como el mal aliento. Esto se debe a que la infección es más severa. De hecho, en los casos más graves de periodontitis el paciente puede llegar a perder la pieza dental.

Entonces, ¿Qué relación hay entre diabetes y salud bucodental? Según varios estudios las personas diabéticas tienen un riesgo mayor de desarrollar las enfermedades periodontales. También son susceptibles a la xerostomía o sequedad bucal. Además de otras patologías bucodentales como la boca ardiente o algunas irritaciones, como el herpes labial. La diabetes altera el sistema inmunológico del cuerpo. Esto provoca que algunos diabéticos tengan periodos más largos de cicatrización tras intervenciones, además de desarrollar algunas infecciones. También puede haber alteraciones en la percepción del gusto. En este sentido es fundamental adaptar la dieta a la enfermedad, evitando alimentos muy azucarados.

No obstante se ha demostrado que los pacientes diabéticos que controlan sus niveles de azúcar tienen un riesgo menor de desarrollar estas patologías orales. Por tanto, una de las claves para reducir los riesgos es controlar la diabetes. Además es imprescindible mantener una buena salud bucodental. Para conseguirlo se recomienda el cepillado dental después de cada comida. También es aconsejable el uso del hilo dental y del enjuague bucal. Además es importante acudir al odontólogo de confianza una vez cada seis meses. Un buen cuidado de la diabetes también conlleva cuidar la salud bucodental.

Add comment