Periodoncia

La odontología está dividida en diferentes especialidades que tratan cada una de las problemáticas relacionadas con la salud bucodental. Una de estas ramas es la periodoncia, especialidad que se ocupa de la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades o alteraciones de los tejidos de soporte de los dientes (encía, ligamento periodontal y hueso alveolar). Dentro de este campo de estudio, la gingivitis y periodontitis se erigen como las principales enfermedades periodontales a tratar.

Ambas enfermedades son en realidad causadas por el mismo problema en distintas fases de su evolución. Así pues, la gingivitis es una forma leve de enfermedad periodontal que consta de una inflamación de la encía sin afectación de los tejidos de soporte dental. Esta inflamación es producida por un exceso de placa bacteriana que se acumula en los dientes debido a unos malos hábitos de higiene bucal o a una técnica deficiente del cepillado. El hecho de no tratarla debidamente la gingivitis puede hacer evolucionar la enfermedad hacia un estadio más grave, la periodontitis.

La periodontitis es, junto con la caries dental, el problema bucodental más extendido en la población. Los números hablan por sí solos: el 75% de los jóvenes entre 20 y 25 años de edad padecen algún tipo de enfermedad periodontal, porcentaje que aumenta hasta el 90% en la población mayor de 35 años. No es de extrañar pues, que esta enfermedad sea la primera causa de pérdida de dientes en la población mundial.

En la mayoría de los casos las enfermedades de las encías transcurren sin dolor y muchos pacientes las padecen sin saberlo. Esto es un problema de primer orden, ya que un diagnóstico a tiempo es vital para poder erradicar la infección inicial. Será necesaria la ayuda de un odontólogo especializado para que, mediante un examen clínico y radiológico completo se pueda hacer una detección precoz de la enfermedad y así poder aplicar enseguida el tratamiento indicado.

Los primeros signos y síntomas que aparecen cuando una encía no está sana son el sangrado espontáneo o, tras el cepillado, la inflamación, el enrojecimiento y la hinchazón de la encía. Pero si usted es un paciente fumador esta encía no sangrará ya que el tabaco obstruye los vasos sanguíneos de las encías. Por eso es recomendable dirigirse a su dentista en Barcelona del Centro Dental Pedralbes para asegurarse que no está empezando a sufrir un cuadro de infección periodontal.

Si el problema avanzara se pueden detectar otros síntomas como la retracción de las encías; dientes con aspecto más largo; mal sabor; presencia de pus y mal olor de boca; movilidad y separación de los dientes; aumento de la sensibilidad con el consumo de bebidas y alimentos fríos; sensación de ardor y dolor en las encías.

El objetivo del tratamiento periodontal que aplicamos en Centro Dental Pedralbes es eliminar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo se detiene y los tejidos curan. Dependiendo del tejido destruido los dientes tendrán un pronóstico negativo a nivel funcional, por eso es importante el tratamiento precoz.

En algunas ocasiones, disponemos de técnicas de tratamiento encaminadas no solo al control de la infección, sino también a la regeneración de los tejidos periodontales destruidos. En el peor de los casos, cuando no se puedan salvar algunas piezas, será necesario recurrir a la estética dental para sustituir los dientes con implantes u otras prótesis adecuadas.

 

¿Tienes dudas?

¿Qué es la periodoncia?
¿Qué son las enfermedades periodontales?
¿Qué provoca la periodontitis?
¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis y la periodontitis?
¿Cómo combatimos la periodontitis?
¿Cuánto tiempo pasa hasta que se pierde el diente?
¿Se puede curar la enfermedad periodontal?
¿Qué tratamiento aplicaremos para curar la periodontitis?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.