Ortodoncia estética: corregir la sonrisa sin que se note

on abril 20, 2018 Ortodoncia with 0 comments

La ortodoncia estética es cada vez más popular entre pacientes porque permite corregir la alineación de los dientes sin que se note. ¿Qué ventajas aporta este tipo de ortodoncia? ¿Qué tratamiento de ortodoncia estética necesito?

Si bien hace unos años los brackets metálicos eran la única opción para corregir la sonrisa, hoy en día es posible preservar la estética durante el tratamiento. ¿Qué problemas solucionamos?

En Centro Dental Pedralbes realizamos un estudio personalizado para ajustar el tratamiento de ortodoncia estética las necesidades de cada paciente. ¿Qué tipo de ortodoncia estética necesita tu sonrisa?

Tipos de ortodoncia estética

En función de las necesidades y preferencias de cada paciente es preferible optar por un tipo de ortodoncia estética determinado:

  • Brackets de porcelana o zafiro. El procedimiento es el mismo que el de los brackets metálicos. La diferencia principal es su apariencia. Los brackets de porcelana y zafiro pasan más desapercibidos porque tienen un aspecto parecido al de las piezas dentales. Estos aparatos son recomendables para aquellos pacientes que quieren corregir su sonrisa mimando la estética, pero de forma más económica.
  • Ortodoncia invisible. Es uno de los tratamientos estéticos estrella. Consiste en llevar fundas invisibles Invisalign® que se fabrican a la medida de la boca del paciente. La gran ventaja de estos aparatos es que se pueden remover para comer y para la rutina de higiene bucodental. Este tipo de ortodoncia invisible se aconseja a pacientes que trabajan de cara al público o quieren preservar la estética durante todo el tratamiento.
  • Ortodoncia lingual. Es el tratamiento más estético en ortodoncia. Consiste en llevar brackets en la parte interior de los dientes, de modo que nadie percibe que el paciente lleva aparatos. Esta opción es más costosa y requiere un periodo de adaptación de la lengua.

En todos los casos es muy importante mantener una serie de cuidados diarios. Para evitar complicaciones durante el tratamiento conviene mantener una rutina de higiene dental diaria, que puede variar en función de cada aparato. Lo más importante es cepillar los dientes después de cada comida y acudir al odontólogo con regularidad. Después del tratamiento viene una fase fundamental: la retención. Consiste en llevar los aparatos retenedores, que mantendrán una sonrisa perfectamente alineada y bonita durante mucho tiempo.

Add comment