La placa bacteriana y el sarro

on febrero 17, 2016 Higiene dental with 0 comments

La placa bacteriana es un depósito pegajoso colmado de bacterias que se acumula en la superficie de los dientes. Su coloración imperceptible dificulta su retirada, que no se consigue totalmente con el simple cepillado dental en casa. Esta especie de película se forma constantemente en el esmalte, generada por una conjunción de flujo salival, alimentos y líquidos. Los depósitos de placa bacteriana se suelen almacenar en los espacios que quedan entre los dientes o en la línea de las encías y, si no nos realizamos limpiezas dentales profesionales, no seremos capaces de eliminarla por completo. Los dentistas de Centro Dental Pedralbes luchan contra los depósitos y el sarro o cálculo.

¿Cómo evitar la acumulación de placa bacteriana y sarro?

La placa bacteriana suele empezar a formarse sobre los dientes durante las cuatro horas después de usar el cepillo, por lo que es fundamental recordar que debemos utilizarlo al menos dos veces al día –junto al hilo o seda dental y el enjuague adecuados. Además de problemas estéticos, la acumulación de este depósito puede convertirse en sarro, una sustancia mucho más difícil de eliminar. Pero la verdad es que aún hay más: esta película llena de bacterias puede debilitar los dientes, provocar enfermedades periodontales y caries dentales. Por ello, la mayoría de profesionales insisten en llevar a cabo una buena higiene oral en casa y programar visitas periódicas a la clínica dental. Sólo combinando estos dos factores conseguiremos luchar definitivamente contra la placa. No obstante, también hay algunos métodos de prevención:

  • Como ya hemos mencionado, cepillarnos los dientes después de cada comida y usar el hilo dental diariamente, con un cepillo eléctrico y un dentífrico fluorado y con acción antiplaca a ser posible. Debemos prestar especial atención a los dientes posteriores, que son más susceptibles a acumular placa bacteriana.
  • A diferencia del cepillo manual, el eléctrico nos permite eliminar hasta un 90% más de las bacterias que se encuentran en la boca.
  • Recuerda que el cabezal de los cepillos eléctricos debe cambiarse cada tres meses, así no perderá sus capacidades y seguiremos una higiene oral completa.
  • Un colutorio con agente bactericida puede ser útil para algunas personas, puesto que nos proporciona, como parte de la higiene rutinaria, una protección extra contra la placa bacteriana.
  • Recuerda que someterte a una limpieza dental profesional una vez cada seis meses es fundamental para evitar los problemas ya mencionados. La caries dental, la gingivitis y la formación de sarro o cálculo son problemas que también están asociados a enfermedades de carácter general.

Add comment