Endodoncia

La endodoncia es la rama de la odontología especializada en tratar los conductos radiculares del diente, pero popularmente se conoce con el nombre “matar el nervio”. Su función principal es extraer parcial o totalmente la pulpa dental que ha sido dañada o infectada para después rellenar el espacio dental y así devolverle la funcionalidad a la pieza y acabar con el dolor provocado por la pulpitis. Gracias al tratamiento endodóntico las afectaciones de los conductos radiculares que antes provocaban la exodoncia del diente, se pueden tratar ahora de manera menos invasiva, preservando la funcionalidad de la pieza dental.

 

¿Cuándo es necesaria la endodoncia?

El tratamiento endodóntico está indicado cuando por un motivo u otro los conductos del diente son dañados por las bacterias, llegando a afectar el nervio, la raíz o incluso el hueso maxilar dónde se alberga el diente. Esta situación se da por culpa de la necrosis pulpar o muerte de la dentina, que puede estar causada principalmente por tres situaciones:

–       Caries dental profunda: la infección ha llegado a la dentina, afectando a los conductos radiculares.

–       Dientes fracturados: la fractura del diente permite la entrada de las bacterias a los conductos radiculares, provocando la necrosis pulpar.

–       Traumatismos severos: un golpe en la raíz del diente provoca la infección de los conductos radiculares.

En Centro Dental Pedralbes aplicamos un tratamiento personalizado a cada paciente para realizar la extracción de tejido necesaria y posteriormente reconstruir el diente de la manera más efectiva. Nuestros dentistas deciden el procedimiento endodóntico a seguir, que suele constar de tres fases:

Primero el endodoncista limpia todo el tejido destruido, eliminando la pulpa dañada y la infección. Posteriormente rellena el hueco de la pieza dental con un material biocompatible. Por último sella el diente para evitar que las bacterias vuelvan a llegar a su interior.

En los casos en que la destrucción de la pieza dental es muy elevada es necesario aplicar un tratamiento reconstructivo más importante para devolver la funcionalidad al diente y no comprometer su integridad. Estas situaciones se pueden solucionar con la colocación de un poste o perno que aumente la sujeción del diente y con el recubrimiento de la pieza dental con una funda o corona que permita masticar sin problemas.

Las técnicas de endodoncia y de reconstrucción del diente, permiten que una pieza que ha recibido tratamiento endodóntico mantenga la funcionalidad en la masticación y en la estética de la boca. Pero no siempre estamos a tiempo de recurrir a la endodoncia.

En algunos casos que la infección ha afectado a la raíz o incluso al hueso, la única solución será realizar la extracción del diente, para que estos daños no vayan a más. Para evitar estas situaciones es necesario acudir al dentista una vez al año a modo de prevención e contactar con nuestra clínica dental en Barcelona de manera rápida si notamos cualquier dolencia dental.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.