Día mundial de la infancia: Ortodoncia para niños

on noviembre 20, 2018 Ortodoncia with 0 comments

Hoy es el día mundial de la infancia y queremos dedicarlo a los más pequeños. Siempre queremos lo mejor para nuestros hijos, y eso incluye una sonrisa sana y feliz. Te explicamos cómo la ortodoncia puede ayudar a corregir distintos problemas funcionales o estéticos durante la infancia.

La ortodoncia, o más comúnmente llamada “aparatos”, es un tratamiento que sirve para rectificar la posición y estética de los dientes. El momento más óptimo para utilizarla es durante la infancia y la adolescencia, ya que los huesos aún no han acabado de crecer y los dientes se mueven fácilmente. Lo recomendable es entorno a los 11-12 años, cuando los dientes definitivos ya hayan reemplazado los de leche. El tiempo del uso de ortodoncia varía de los 12 a los 18 meses.

Es recomendable llevar a tu hijo a su primera revisión con un odontólogo hacia los 7-8 años. Esta edad es perfecta para diagnosticar posibles defectos en la posición o formación de dientes, y así estar a tiempo para corregirlos. Aún así, a partir de los 3 años ya pueden detectarse problemas que influyan en el crecimiento normal de los dientes, como malformaciones genéticas o malos hábitos durante la infancia (uso excesivo del chupete, succionarse el dedo constantemente o respirar por la boca).

Uno de los problemas dentales que resuelve la ortodoncia es la mordida cruzada, que consiste en tener el nivel de los dientes superiores por detrás de los inferiores al cerrar la boca. Esta patología podría causar que las mandíbulas crezcan de manera irregular si no se trata a tiempo. Además, la ortodoncia también soluciona problemas como los dientes que sobresalen, que pueden romperse en caídas o accidentes bruscos.

¿Qué tipos de ortodoncia existen?

  • Removible. Estos aparatos están hechos con materiales acrílicos y tienen unos ganchos metálicos que sirven para aguantarlos a las piezas bucales. Sólo son útiles en niños, porque actúan corrigiendo los dientes a medida que se mueven. Hay que llevarlos toda la noche y durante aproximadamente 5 horas al día. Cuánto más tiempo se lleven más rápido se posicionará correctamente la dentadura del pequeño.
  • Fija. Estos aparatos van pegados a los dientes. Los más comunes son los brackets, pero hay más clases. Pueden ser metálicos o de porcelana.

 

Para conservar limpios los aparatos hay que seguir unas pautas de higiene. Es importante cepillarse bien los dientes después de comer, ya que muchos restos de comida quedan en la ortodoncia. En el caso de los aparatos removibles, es mejor cepillarse los dientes antes de colocarlos y también al retirarlos, y mantenerlos limpios lavándolos con agua y jabón neutro.

Add comment